jueves, 10 de mayo de 2007

la rosa púrpura del cairo

Así me siento yo. Como Mia Farrow en la peli de Woody Allen. He atravesado la pantalla y ahora estoy dentro. Ya soy un blogger. Con que poco somos felices.

Llevaba meses enganchado a blogs, asistía a cierto colegueo y comentarios entre bloggers, pero permanecía callado ... en la fila de atrás .

... y de repente, ha caido la pelota en mis manos, desde el campo me han dicho que si quiero jugar y yo he bajado las gradas y me he vestido de corto ... de momento no soy delantero centro , sólo ... lateral zurdo y el estadio está bastante vacio.

Pero ... "mola". Soy marido, padre, hijo, hermano, amigo, empresario, contribuyente, vecino, socio, cliente, proveedor,votante, suscriptor, ... y ,además, blogger.

Por lo demás he recibido a un asesor fiscal, he escuchado lo último de Quique Gonzalez, he convocado a amigos a una cena por sms (parezco la familia real!) y con 8 días de antelación ( parecen la familia real!!).

Pero ha sido efectivo. Cinco minutos después ya tenía 3 confirmaciones. T prefirió la llamada ( el siempre fue más caliente) M respondió por mail ( más ejecutivo) D lo hizo por sms ( que además de ser lo más ortodoxo es lo mas moderno)


Ahora he quedado a comer con M. en Velásquez ( que fue de jessy?).

y por la noche rezaré ... para que lo de getafe no sea nada y no siga creciendo esa euforia tan ... madrileña.

Buenos días

1 comentario:

Red River dijo...

La fila de atrás es lugar cálido, seguro, desde el que se ve toda la clase, se está en la mesa de control, pero sin necesidad de apretar los botones; no se te escapa ni un minuto de la jornada, pero no sientes la obligación de sufrir las miradas como cuando sales al escenario.

Es lo más parecido a vivir sin ser visto.

Ese es el sitio de mi recreo. Del que no sé si he salido o no.
Pero el que añoro.