domingo, 27 de enero de 2008

pan con tomate

En los 70 yo pasaba mis días en un colegio de Chamberí, uno de los barrios más castizos de Madrid.
En esa época en las aulas no había diversidad, como mucho de altura. Todos eramos iguales y veniamos de los mismos sitios. Todos eramos "españoles y además por la gracia de Dios". No había compañeros nacidos fuera de España y ser catalán era considerado casi exótico.
Mis apellidos no reflejaban ningún exotismo. Yo además era exótico casi por accidente. Solo dos detalles delataban "mi exotismo". El más evidente es que era del Barça ( y en aquellos años de travesía del desierto era especialmente duro ser del Barça : solo "ganamos" una liga en mis trece años de colegio. Fue el año de tercero de egb, demasiado pequeño todavía para sacar pecho).
La otra era que a la hora del bocata, mi bocadillo podía tener jamón, queso, chorizo o lo que fuera pero siempre era de pa amb tomaquet.

En épocas de monopolio de nocilla y mortadela ...y de meriendas con mantequilla y azúcar semejante costumbre (echar aceite,tomate y sal al pan) era un signo de heterodoxia y motivo de no pocas bromas.

Solo mi amigo Nani, mucho más exótico que yo por sus apellidos y por tradición, lo entendía. Eso fue probablemente el inicio de una amistad que luego tuvo en la música otra de sus señas de identidad. En aquellos años Cataluña estaba muy lejos, todo estaba muy lejos. Lejos era una palabra que tenía sentido.

Años después, muchos años después, y como signo de los tiempos, los madrileños de mi generación han incorporado a sus costumbres de desayuno la tostada con "pantumaca" o incluso "pantomaka".

De hecho el otro día desayunando en un bar comprobé que mi compañero de barra, con la Razón en una mano pedía una "barrita con pantumaca" ( seguro que su padre hubiera pedido "unas porras pa mojar").

Poco a poco en este Madrid cada vez más cosmopolita nos hemos ido incorporando,en la medida que dejabamos las copas y las noches interminables y nos hacíamos mayores, a todo tipo de gastronomías. Todo empezó por los rollitos de primavera y el cerdo agridulce en las cenas de fin de curso, siguió con los tacos y los nachos, y después en una carrera sin freno aparecieron los blinis, sushis, rucolas, tempuras, musakas, couscous, ceviches, currys y todo tipo de palabras de las cuales desconociamos su significado cuando el pa amb tomaquet era motivo de extrañeza en Chamberí.
Y hoy en "esas cenas de matrimonios" en las que se habla de cuidadoras, esquí, colegios y trabajo, triunfa el que sugiere el sitio más nuevo y más exótico para probar el próximo sábado ( mientras los cines se quedan vacios,los estómagos se siguen llenando, pero esa es otra historia).

Definitivamente la diversidad y el cosmopolitismo nos llegó como tantas cosas por el estómago.
En todo esto, y también en la peli "Un Franco, Catorce Pesetas" que cuenta la emigración española en los 60 en Suiza, pensaba hace unos días cuando volvía de Dublin en un vuelo de Ryanair, después de un maravilloso fin de semana.

El avión estaba lleno de compatriotas de toda edad y condición que habíamos ido a pasar el fin de semana a Dublin, igual que nuestros padres iban hace 30 años a pasar el fin de semana a la Boca del Asno o a Miraflores con la tortilla, española por supuesto, y el lomo empanado.

Y viendo a mis compañeros de vuelo, y oyendo sus conversaciones pensaba que quizás con unas pintas en el Mollys Malone en Malasaña y unas compras en la Semana de Irlanda en el Corte Inglés algunos hubieran tenido bastante o por ser más exactos, hubieran tenido lo mismo.

Pero también pensaba en las maravillosas oportunidades que tendrán nuestros hijos, en esa "Tierra Plana" que definió Thomas Friedman. Pensaba en el cambio de significado de palabras como "distancias" "frontera", "extranjero"
"viaje" ...

Y en que mi padre la primera vez que voló al extranjero ya había cumplido 40 años. En que yo lo hice a los 13 y mi hijo Jorge cuando aún no había cumplido 1 año.

Y todo esto que pensé hace una semana, lo he recordado hoy, al pensar en Dublin y al saber que no sería lo mismo bajar a Malasaña y entrar en el mollys malone. Buenas noches

lunes, 14 de enero de 2008

tu la letra y yo la música

Como diria Oscar Terol ... "vaya semanita". No sé por qué llevo toda la semana , y por distintos motivos, recordando una película,´agradable sí, pero perfectamente olvidable.
Hace un año vi una peli con una rehabilitada Drew Barrymore y con el siempre eficaz Hugh Grant. Su título "TuLaLetrayYoLaMúsica"

Basicamente era la típica comedia británica en esa onda que inauguró hace una decada CuatroBodasyUnFuneral y que desde entonces cada año deja un par de titulos comerciales en las carteleras. No pasan a la historia del cine pero te dejan una sonrisa en la cara. Además reconozco que Hugh Grant es un tipo que me cae muy bien. De vez en cuando está magistral como en NottingHill y siempre saca un notable.

La historia, un ídolo músical pop de los 80 en horas bajas que es incapaz de poner letra a una canción para su regreso a la fama. Alguien ajeno a la música, una joven jardinera, le ayudará.

Algo parecido, le pasaba a nuestro Comité Olimpico, a nuestros políticos, a nuestro país. Teníamos todo un jit ... pero le faltaba la letra. Cada vez que nuestros Casillas y Puyoles se ponían en trance a cantar el chundachunda parecíamos poco serios frente a ,es un ejemplo, los franceses cantando LaMarsellesa.

Y claro, en este país hay un antes y un después de Operación Triunfo. Desde entonces este país es un casting. Ya teníamos la música, nos faltaba la letra.
Que hace falta un logo para las Olimpiadas, casting y tenemos una manita hecha por un profano de 24 años como logo de Madrid2016, que nos hace falta letra para el himno nacional pues organizamos un casting y tenemos un nuevo freak carne de programa de televisión.
Un "parado" de 52 años es el autor ( me sorprende la definición que hacen los medios de "un parado" quizás sería más lógico un "informático en paro" por poner un ejemplo). El personaje hace ruedas de prensa como si toda la vida hubiera estado ante los focos y que dice que ha escrito la letra pensando en toda los españoles que pagan la hipoteca. Qué bonito ... pensaba en mí!. Le auguro larga vidilla en nuestra "telebasura" patria ... y gira veraniega con el de Opá.

En ambos casos, la reacción de "los profesionales" ha sido fulminante. "Intrusismo" es lo mejor que se ha oído.

La letra, es cierto, es infumable, digna de una poesía de fin de curso en la antigua EGB. Lo más aterrador, es pensar que hubo 7.000 letras presentadas ... Si ésta fue la que ganó, como serían las otras.
Propongo a Cuatro que ha hecho programas de casting para supermodelos, factoresX, cocineros, bailarines ... y todo tipo de aspirantes al olimpo, un programita con el making off de la búsqueda del himno.

Mientras en Francia se rumorea que Sarkoszy se replantea cambiar la letra de LaMarsellesa y encargársela a Carla (la hija de su futura suegra).

Claro aquí la solución es que Zapatero se liara con MartaSanchez ... que ya hizo sus pinitos patrióticos con SoldadosDelAmor, pero no parece viable. Mucha zeta.

Por cierto, el otro motivo por el que he recordado la peli es sorprendente. El próximo jueves toca en Madrid , Fountains of Wayne, uno de los mejores grupos de power pop yanquis. Tengo un disco suyo, me gustan son los Teenage Fan Club de esta década. No podré verlos ... estaremos en Dublin!!!
A lo que vamos, perdón, ... descubro en una entrevista de promoción que su lider, Adam Schlesinger es el autor de la muy pegadiza canción que en la peli crea Drew Barrymore y canta Hugh Grant. Casualidades!

Os dejo. Mientras escribía he oido una noticia fantástica: El parlamento ha cerrado por vacaciones hasta ... el 1 de abril. 49 "pringaos" se quedan de guardia ( "diputación permanente" lo llaman) por si pasa algo en el pais, otros se van de gira por la piel de toro (solo letra nada de música) hasta el 9 pidiendo tu voto, y el resto pues a "sus labores"... a ensayar el himno "desde los verdes valles al inmenso mar azul".

... Y tú que hubieras hecho con el himno?.Buenas tardes

miércoles, 2 de enero de 2008

crisis y carteles

Se acabaron las Navidades. Ahora que son días de propósitos (que luego incumpliremos) yo acabé el año 2007 incumpliendo el último propósito de este blog: hacer un post de todo lo que me gusta de la Navidad, pero ... la Navidad me gustó tanto y me pasaron tantas cosas y tanta gente que tuve muy poco tiempo para este blog. Lo siento.

Ayer día 7, dia en el que muchos españoles aprendieron a utilizar e-bay impulsados por esos regalos imposibles de cuñados y tías ,también imposibles, yo apuraba la última tarde de las vacaciones debatiendo con amigos sobre la crisis, mientras nuestros hijos corrían alrededor, ajenos a la crisis y al barril de heineken.

Una amiga decía que ella oía a todo el mundo hablar de crisis pero que por la mañana las rebajas estaban llenas. Otra decía que por eso estaban llenas las rebajas, porque hay crisis. Otro decía que el cartón de leche antes costaba 80 céntimos y ahora 1,10 euros. Otro mentaba a un clásico en las conversaciones de mi generación: el euribor, otro que si el menú del día de debajo de la oficina había saludado el año a 13 euros, otro que no se qué ...

Hoy por la mañana me desperezo en la cama oyendo en la radio debatir sobre la crisis. Caldera, el ministro mudo de la legislatura, dice que no hay crisis. Yo tranquilo y crédulo me ducho.

En la calle, en el camino a la oficina, una vez depositados mis hijos en el cole (y después de agradecer a Dios que el cole que se haya caído no sea el suyo) compruebo que hay cuatro carteles que se repiten en mi camino al trabajo.

Quizás los carteles digan más que los ministros. Empezando por los más pegados a la tierra y en sentido ascendente, estos son :

1. Se busca dependiente/ camarero. Buena señal, no todo está perdido. De momento, hay oferta de trabajo. Mal pagado, con horarios demenciales ... pero hay trabajo. Es cierto que es un trabajo al que no opta, de momento, mi entorno, pero hay trabajo.

Cuando este cartel desaparezca de los escaparates lo de ahora va a parecer un cuento de heidi y si que vamos a empezar a llorar todos, incluido Caldera. Si hablamos de crisis con un paro del 8%, como volvamos a niveles de paro del 20% esto se va a poner feo

2. Se traspasa. Liquidación por Cierre. Obviamente, en locales distintos de los anteriores. Muchas son las pequeñas inmobiliarias y franquicias que "vendían-despachaban" pisos, que igual que de la noche a la mañana aparecieron con las mismas se han ido. Eran muchos y está claro que cuando el pastel se reduce no hay ración para todos, sobre todo, para aquellos que pensaban que abrir una inmobiliaria era como tener un video club.
Pero no todo son inmobiliarias, también bares, papelerías, boutiques, restaurantes ... Detrás de cada cartel de "se traspasa" que contemplamos con rutina hay un sueño roto, esfuerzos baldíos y muchas ... canas por el camino. Y más gente que traspasará el umbral y querrá optar a los puestos ofrecidos en el punto 1. Subirá la demanda de 1 sin que por ello suba la oferta de 1. Problema!

3. Rebajas/ Ofertas/ Promociones:. La verdad es que llevabamos muchos días viendo este cartel, lo que pasa es que en Madrid, desde ayer ya se pueden llamar rebajas. Del éxito que tengan dependerá que el siguiente cartel que ponga ese comercio sea el 1 o el 2.
Personalmente lo que más odio de las rebajas son los reportajes de las teles con esos clásicos comentarios del tipo de turno de la ocu sobre "rebajas en los precios no en la calidad" (de verdad, me lo tienen que repetir todos los años?)

4. Se vende : mirando más arriba y, feliz por ver que los papanoeles escaladores han vuelto al trastero, aparecen los carteles de "se vende". Siempre ha habido, y lo mismo que antes se utilizaban como ejemplo para hablar del "dinamismo de nuestra economía" ahora son la foto " de la crisis del sector inmobiliario". La diferencia es simplemente el tiempo, lo descolorido que está el naranja del cartel.
Nadie se pone de acuerdo sobre si es buena época para vender o no y sobre si los precios bajarán. Los que compramos caro "aseguramos" que no bajará, los que "necesitan" comprar pierden el tiempo calculando cuanto van a bajar los precios en vez de plantearse si es mejor alquilar.


No sé si hay crisis, solo sé que todos hablamos de la crisis, que es la mejor manera de que haya crisis.

Mientras leo en el periódico que la Comunidad de Madrid permitirá abrir todos los domingos a los comercios de la zona de la Puerta del Sol para potenciar el comercio y el consumo. Más comercios, (pequeños, de otras zonas ...) colgarán el cartel 2.

En qué quedamos? ... tenemos pasta para gastarnos o no llegamos a fin de mes? O quizás las dos: nos gastamos la pasta y no llegamos a fin de mes.

O simplemente el fin de mes, para bien y para mal, está muy lejos.

Que post más raro. Estaré en crisis? Besos, buenas tardes.

Ah! ... y los libros de marketing dicen que en tiempos de crisis es cuando realmente hay oportunidades. Así, que atentos.