domingo, 27 de enero de 2008

pan con tomate

En los 70 yo pasaba mis días en un colegio de Chamberí, uno de los barrios más castizos de Madrid.
En esa época en las aulas no había diversidad, como mucho de altura. Todos eramos iguales y veniamos de los mismos sitios. Todos eramos "españoles y además por la gracia de Dios". No había compañeros nacidos fuera de España y ser catalán era considerado casi exótico.
Mis apellidos no reflejaban ningún exotismo. Yo además era exótico casi por accidente. Solo dos detalles delataban "mi exotismo". El más evidente es que era del Barça ( y en aquellos años de travesía del desierto era especialmente duro ser del Barça : solo "ganamos" una liga en mis trece años de colegio. Fue el año de tercero de egb, demasiado pequeño todavía para sacar pecho).
La otra era que a la hora del bocata, mi bocadillo podía tener jamón, queso, chorizo o lo que fuera pero siempre era de pa amb tomaquet.

En épocas de monopolio de nocilla y mortadela ...y de meriendas con mantequilla y azúcar semejante costumbre (echar aceite,tomate y sal al pan) era un signo de heterodoxia y motivo de no pocas bromas.

Solo mi amigo Nani, mucho más exótico que yo por sus apellidos y por tradición, lo entendía. Eso fue probablemente el inicio de una amistad que luego tuvo en la música otra de sus señas de identidad. En aquellos años Cataluña estaba muy lejos, todo estaba muy lejos. Lejos era una palabra que tenía sentido.

Años después, muchos años después, y como signo de los tiempos, los madrileños de mi generación han incorporado a sus costumbres de desayuno la tostada con "pantumaca" o incluso "pantomaka".

De hecho el otro día desayunando en un bar comprobé que mi compañero de barra, con la Razón en una mano pedía una "barrita con pantumaca" ( seguro que su padre hubiera pedido "unas porras pa mojar").

Poco a poco en este Madrid cada vez más cosmopolita nos hemos ido incorporando,en la medida que dejabamos las copas y las noches interminables y nos hacíamos mayores, a todo tipo de gastronomías. Todo empezó por los rollitos de primavera y el cerdo agridulce en las cenas de fin de curso, siguió con los tacos y los nachos, y después en una carrera sin freno aparecieron los blinis, sushis, rucolas, tempuras, musakas, couscous, ceviches, currys y todo tipo de palabras de las cuales desconociamos su significado cuando el pa amb tomaquet era motivo de extrañeza en Chamberí.
Y hoy en "esas cenas de matrimonios" en las que se habla de cuidadoras, esquí, colegios y trabajo, triunfa el que sugiere el sitio más nuevo y más exótico para probar el próximo sábado ( mientras los cines se quedan vacios,los estómagos se siguen llenando, pero esa es otra historia).

Definitivamente la diversidad y el cosmopolitismo nos llegó como tantas cosas por el estómago.
En todo esto, y también en la peli "Un Franco, Catorce Pesetas" que cuenta la emigración española en los 60 en Suiza, pensaba hace unos días cuando volvía de Dublin en un vuelo de Ryanair, después de un maravilloso fin de semana.

El avión estaba lleno de compatriotas de toda edad y condición que habíamos ido a pasar el fin de semana a Dublin, igual que nuestros padres iban hace 30 años a pasar el fin de semana a la Boca del Asno o a Miraflores con la tortilla, española por supuesto, y el lomo empanado.

Y viendo a mis compañeros de vuelo, y oyendo sus conversaciones pensaba que quizás con unas pintas en el Mollys Malone en Malasaña y unas compras en la Semana de Irlanda en el Corte Inglés algunos hubieran tenido bastante o por ser más exactos, hubieran tenido lo mismo.

Pero también pensaba en las maravillosas oportunidades que tendrán nuestros hijos, en esa "Tierra Plana" que definió Thomas Friedman. Pensaba en el cambio de significado de palabras como "distancias" "frontera", "extranjero"
"viaje" ...

Y en que mi padre la primera vez que voló al extranjero ya había cumplido 40 años. En que yo lo hice a los 13 y mi hijo Jorge cuando aún no había cumplido 1 año.

Y todo esto que pensé hace una semana, lo he recordado hoy, al pensar en Dublin y al saber que no sería lo mismo bajar a Malasaña y entrar en el mollys malone. Buenas noches

22 comentarios:

Red River dijo...

Bueno, ya veremos si "nuestros" niños pueden seguir viajando en avión.
Igual aquellos viajes en barco, con tres meses por delante, vuelven a ser la única opción.

Y por lo que a mí respecta,no, no estarían nada mal.

Buenas tardes (que sé que hoy van a ser muy duras para "nosotros" y no tanto para "vosotros" los exóticos!!)

Mad Hatter dijo...

Posiblemente, nuestros hijos a los 40 se irán de finde a Marte en un transbordador espacial, porque eso de sentir la gravedad a todas horas es una pesadez y una vulgaridad, oyesss.

el trenti dijo...

Yo creo que tenía 13 años cuando fui al extranejro. Con 40 años espero haber viajado bastante...

Me gusta la idea de que una ciudad es más cosmopolita cuantas más variedades de restaurates y comidas de otros sitios tiene...

Un saludo

lateral zurdo dijo...

RR, como ves las previsiones casi nunca aciertan. Igual que Orwell y Kubrick dibujaron unos 1984 y 2001 un poco distintos a como fueron, tu supusiste una tarde en San Mamés mucho peor de lo que fue.

Sobre viajes en barco, seguro que repuntarán como un nicho de mercado para los viajeros de verdad que quieran vivir la experiencia vital que supone "estar" de viaje.

Es cierto que a veces es dificil sentir que estás en Londres cuando has dormido en tu casa y por la noche vuelves a dormir en tu casa. Probablemente el transporte a veces va más rápido que nuestras cabezas. Eso, y solo eso, debe ser la causa del triunfo de los starbucks y similares, la necesidad del extraño de poner algo de rutina en su vida y pisar territorio conocido, de aclimitarse al nuevo escenario de modo no brusco ...

lateral zurdo dijo...

Mad, probablemente a nuestros padres en el 70 les parecería igual que "marciano" que a ti los viajes a Marte, la posibilidad de irse por el equivalente a un menú del día a Dublin, pagar todo en la misma moneda que aquí, enseñar el dni en el aeropuerto e ...incluso entender lo que te dicen. Será el signo de los tiempos que diría el artista antes llamado el enano de Mineapolis.

Trenti, con lo poco que actualizas tu fantástico blog ultimamente seguro que te da mucho tiempo a viajar :). Trenti Vuelve!!!

El futuro bloguero dijo...

Me gusta la comida "exótica". O será que me gusta la diversidad. No tanto el pan con tomate, (sólo para tomar con jamón, incluso con york) pero no el pan con tomate sin más.

Será porque me gusta mojar el bollo en el café o la tostada, y el tomate con café pierde un poco.

En cuanto a las oportunidades de nuestros hijos, afortunadamente serán aún mejores que las nuestras, espero, y el mundo, será ese lugar plano del que hablas, en el que todo estará a nuestro alcance.

Lo que nunca entenderé es lo de la expansión y exito de los starbuck, donde venden café malo y caro.

Con lo bueno que es el café de máquina de bar de siempre, no me lo explico...

Y del barça, no digo nada por que lo del Atlético, es peor.

lateral zurdo dijo...

Futblo, para mi un bocadillo de pan con tomate y tortilla de francesa es la mejor de mis cenas ( en mallorca a esto le llaman llagosta y es mucho más barata que la otra: la que utilizan para hacer la caldereta ...)

Sobre Starbucks y su éxito, estamos a punto de empezar a asistir a su declive. El modelo ha crecido demasiado y no todas las esquinas son igual de buenas y no todos los locales son igual de singulares y , claro, todos no justifican el premium prize que pagas por un café que es malo. El premium prize lo justifica la experiencia y cuando la "experiencia starbucks" se masifica pierde gracia entre los que estaban dispuestos a pagar 4 euros por un capuccino.

Por lo demás "la tierra es plana". En las últimas semanas más de 5 personas de mi entorno se me han ofrecido para comprar la cámara digital que quiero en su próximo viaje a NY.

Bueno, futblo, espero ansioso el post sobre vuestro viaje a la gran manzana

Rubia Azabache dijo...

Simplemente decirte que me ha gustado mucho tu entrada.
El poder viajar más facilmente ahora nos hace más objetivos a la hora de valorar otros paises, personas,comidas... para darnos cuenta que no somos los mejores ni los peores en casi nada.
Como dice un amigo mio " En la variedad está la diversión".
PD. Yo prefiero una buena tostada (de pan, pan ) con su mantequilla que no margarina.

lateral zurdo dijo...

Rubia, hablando de diversión, la semana que viene iremos a ver con los niños mortadelo y filemón.

Además, m. y yo iremos el domingo a la gala de los goya, te veremos?

Aunque prefieras la mantequilla, esta noche hazte un bocadillo de tortilla con pa amb tomaquet. hay algo mejor?

A mi hablando de mantequillas siempre me ha gustado la de inglaterra. ( es verdad y además queda la cosa muy viajada)

eva al desnudo dijo...

Como buena catalana que soy me alegra de que en Madrid y desde hace tanto tiempo, hayas podido disfrutar de lo que para nosotros en un auténtico signo de identidad.
El bocadillo de tortilla a la francesa con pa amb tomaquet es para mi el mejor de los manjares, prueba a comerlo unos 5 minutos después de haberlo preparado.
Es verdad que todo avanza demasiado rápido y lo que antes suponia dias incluso meses de organizacion hoy se consigue con un clic en el teclado del ordenador, debemos seguir el ritmo que se nos ha impuesto pero por favor, no olvidemos el valor de lo esencial y de lo terrenal.Gracias por este magnífico post. Un abrazo desde cataluña.

ceporro dijo...

sobre los viajes y su parte mala. hace más de un año fuí a bulgaria por trabajo. el interior, donde estaba la fábrica, era otro mundo. de la fábrica mejor no hablar, o mejor sí, pero otro día.
la última noche la pasamos en sofía. después de haber peleado la ducha con varias familias de cucarachas, y dado que pagaba el amo, nos fuimos al hilton. nuevo, igual que todos, y una noche más cara que un sueldo medio del lugar, mucho más.
en la ducha (solo por fin) se me ocurrió que, dado que navidad estaba cerca, era una buena idea aprovechar la tarde para comprar cosillas propias del lugar. salimos del hotel la pandilla del trabajo (muy variada, un holandés nacido en indonesia, un inglés mayor y alcohólico, gran catador de vinos, un noruego alto, grande y bonachón, y un español modelo landismo, o sea yo). llegamos a una calle principal recomendada por el de receptción y ¡oh!, para mi sorpresa era igual que ir a plenilunio o el gran norte (o como se llame el centro comercial de la n-i). las mismas tiendas, las mismas cosas. una mierda, vamos.
no se, siempre me encantó viajar, pero ultimamente... salvo barcelona, claro.
¡ahh! se me olvidaba, los polígones industriales son parecidos en todas partes.

El futuro bloguero dijo...

Es cierto, con tortilla francesa es estupendo también. Voy a intentar acordarme esta noche y cenar un buen bocadillo...

lateral zurdo dijo...

Eva, soy muy hambrón y una vez hecha la tortilla soy incapaz de aguantar cinco minutos sin comer:).
Sobre lo de los tiempos y los viajes, es verdad que todo tiene sus ritmos y ahora todo la preparación del viaje, la decisión e incluso el viaje mismo a veces vas más rapido de lo que nos pediría nuestro cuerpo y nuestra cabeza.

Ceporro, totalmente de acuerdo contigo. Lo que te pasó en Bulgaria, nos pasó a mi santa y a mi en Mérida hace diez años. Al lado de la plaza mayor, salía una calle peatonal "agradable" donde esperas encontrar confiterías,mercerías, bares, fruterias ... pero lo que había, en Merida!, era McDonalds, Benetton, Maximo Dutti,Gambrinus, Mango, Burger King ...

Bueno, como pasa en todos las calles céntricas de las ciudades pequeñas de Alemania e Inglaterra.

Futblo?, después de tus hotdogs newyorkinos que te pareció tu tortilla francesa con pa amb tomaquet?

El futuro bloguero dijo...

Será esta noche, Lateral...
Hasta ahora me he dedicado al caldito de pollo, y ese tipo de comidas post-exceso.

La tortilla encaja estupendamente en los planes, por supuesto con su pa amb tomaquet...

el trenti dijo...

Hablar con el orejitas de comida es muy peligroso. No sea que le de por colgar otra de sus recetas y yo me ponga a salivar una semana...

Por cierto, no te quejes de que no actualizo que tienes en mi blog unas cuantas entradas pendientes...jeje

Un saludo

desconvencida dijo...

Lateral, quería pedirte disculpas por no haberte ayudado en lo de Dublin, te dije en mi blog que entraría en el tuyo para buscar tu dirección de mail, y como no vi una lo dejé para más tarde... así que al final me quedé sin escribirte!! Lo siento, espero que lo pasárais genial en Dublin...

yo voto al pp dijo...

Yo sigo siendo español por la gracia de Dios y por la obra de mis progenitores.

Saludos cordiales

atikus dijo...

Yo desayuno todos los dias pan con tomate, vamos pantumaca, , menos cuando voy a NY...y en Dublin que tal??

intercambio historias el sábado si puedes aparcar nenes ;)

lateral zurdo dijo...

Futblo, ayer al otro lado de la m30 cené bocata de tortilla con pan con tomate a tu salud ...
Trenti, ayer entré en tu blog y me quedé asombrado de tu hiperproductividad.
Atikus, en Ny, un desayunito con bagels y un capuccino en vaso de papel es lo más propio ...
Lo del sábado está dificil, el domingo vamos a lo de los Goya y los canguros no se duplican. Veremos ... Además de croquetas, habrá turradas de pa amb tomaquet?

El futuro bloguero dijo...

Yo por fin la cené anoche, y francamente buenísima. Jugosa jugosa y con el pan crujiente, por fuera y blandito por dentro.

(No aguanté los cinco minutos que recomendaba Eva al Desnudo, solo pude 2 ó 3, porque quemaba un poco)

Fantástica.

Disfruta de los Goyas.
Te echaremos de menos en Ferni's

atikus dijo...

Mangarme un Goya al menos...en el bolso de la seño!!

el trenti dijo...

Toc, toc