martes, 20 de mayo de 2008

sangre en el museo de cera

Escondido en los bajos de la muy cercana Plaza de Colón, casi a la sombra infinita de la gigantesca bandera española y con la muy caduca cafetería Riofrío por compañera, el Museo de Cera sigue abierto ... aunque no conozcas a nadie que haya entrado en los últimos 20 años.

Definitivamente perdió la carrera del ocio y la diversión frente a cosmocaixas, warners, xanadús,faunias, pixar, boleras y tantas otras opciones de ocio. (Cada vez más opciones de ocio, cada vez menos niños).

Pero, de repente nuestro querido Marichalar ha devuelto el Museo de Cera a la prensa y la tele. Recordando aquella frase de Alfonso Guerra " el que se mueva no sale en la foto" ... Marichalar ha cambiado de sala.( no sabemos si le han movido o ha sido él, patinete incluido, el que no aguantaba más tanto borbón y prefería ver otros personajes)

Lo que Zarzuela llamó "cese temporal de la convivencia" ha sido el detonante para abnadonar a la familia real y pasar al burladero de una ficticia plaza de toros con ponce, el juli y jesulín como compañeros.

Y esta noticia, que obviamente no tiene ninguna importancia, ha generado más chorros de tinta y minutos de televisión que la tragedia de Birmania por poner un ejemplo y mucho más que las elecciones de Serbia o la matanza racista de Sudáfrica.

Pues nada, enhorabuena al departamento de Comunicación del Museo que ha conseguido colocar la noticia!

Y gracias a Marichalar y al que le ha cambiado de sala, porque me han hecho recordar a mis adorados Nikis y aquel primer single de los Ramones de Algete para el sello Lollipop. Cuánta emoción por 250 ptas!!

Cuantas veces he tarareado esas fantásticas coplas " han acordonado Recoletos, la plaza de Colón está llena de esqueletos. Sangre en el Museo de Cera, nadie se ha atrevido a entrar!!"

Nihilismo pijo? rimas de pupitre de pago? ... lo que quieras. ¡Pero,cómo me hicieron disfrutar los Nikis!( y por el mismo precio Pasión por los Decibelios, Venganza y GammaGlobulina)

Larga vida a los Nikis y a sus hijos "los Acúsicas".

7 comentarios:

Mad Hatter dijo...

El Museo de Cera de Madrid siempre me ha parecido un lugar bastante siniestro. Je, je, últimamente parece que nos ha dado a todos por recordar a los Ramones y lo siniestro. Yo también les dediqué una entrada a los geniales "Nikis" y su inmerecida fama de pijos, que es totalmente falsa, aunque jugaban con esa imagen.

el trenti dijo...

Al Museo de Cera de Madrid fue de pequeño con mis padres y la verdad salí un poco asustado. Al de Barcelona fui un poco más crecidito. y ya me hice más el valiente
Pero, para siniestro, Marichalar

lateral zurdo dijo...

Si, definitivamente el Museo de Cera y ... su ubicación en esos sótanos da un poco de "mal rollo".

Por cierto, a joaquín de los nikis y hoy acusicas os lo podéis encontrar cualquier día pilotando ( no en una factoria de silla de ruedas) sino en Iberia vuelos largo recorrido.

atikus dijo...

Es que la monarquía es una instituciíón que le pega todo estar en el museo de cera y no sólo a los "expulsados", en fin, mejor lo dejo estar así ¿no?

Los nikis ademas de hacerme disfrutar son una manera de ahorrarse las pelas del gimnasio, y es que yo lo de las pesas y la bicicleta ni en verano, prefiero botar con los nikis o los acúsicas.

Pilar Baobab dijo...

Pues qué os voy a decir de mi afición a los mencionados...Cuántos pogos y cuántos conciertos hemos disfrutado gracias a ellos. Pero eso de que no eran pijos...Por mucho que la exclusiva urbanización de Santo Domingo esté en el municipio de Algete, os aseguro que nada tiene que ver un sitio con otro. Lo importante es que ellos eran-son geniales y nos hicieron disfrutar de la música, una vez más. Por cierto, a Joaquín hace tiempo que no le veo pero a Johnny le ví paseando por El Retiro el verano pasado con...tres mujeres. Hay cosas que nunca cambian (era el que ligaba en Rock-Ola con mi hermana)!!

el trenti dijo...

...ejem...

El futuro bloguero dijo...

No puedo escuchar Ernesto sin imaginar al Vasko cantando a gritos...

Los nikis. Larga vida.

Lo del cese de la convivencia entre La infanta y el hermano del deportista heróico, pues... vamos, que me da igual, era algo cantado.

Ya no le queda ni el lugar en el Museo de Cera, y probablemente necesite Gammaglobulina...

Nos vemos en Pinwi