miércoles, 12 de agosto de 2009

This is England


Llevamos ya 12 días en Inglaterra. Y reconozco que este país me encanta. Lo digo de antemano por si lo siguiente hiciera dudar a alguien.

Este país son dos países que viven juntos, que se miran y se desprecian mutuamente y que coinciden en pocas cosas.
Una Inglaterra, que es dentro de la que estoy viviendo estos días, se aferra a sus tradiciones, a sus puddings, a sus tea time, a sus sesudos periódicos de toda la vida , a su críquet y a su golf. A sus colegios exclusivos y a sus universidades prestigiosas. A su respeto y cariño por los animales , a su escepticismo por todo lo continental y al orgullo isleño. Sus casas no son todas desoladoramente iguales, reciben tarjetas que les invitan con un mes de antelación a fiestas. Son civilizados, educados, fríos y formales.


La otra Inglaterra es la que veo cuando bajo a la playa o vamos al Tesco ( santuario de la religión del consumo. Nuestro Tesco abre 24 horas por si alguien necesita hacer la compra pongamos a las 3 de la madrugada de un lunes).

Esta Inglaterra se queda embarazada irremediablemente antes de los 16 años ( Inglaterra posee el mayor índice de embarazos de adolescentes de toda la Unión Europea), consume prensa basura ( 4 millones de tirada tiene el Sun, parecida el Daily Mirror), come comida basura a todas horas, fabrica niños obesos, consume televisión y aunque nos duela es la que va a nuestras playas ( la otra prefiere la Riviera francesa o la Toscana italiana).
Esta Inglaterra en cuanto hace calor se quita la camiseta ( en sus trabajos, por la calle. ...) dejando al descubierto cuerpos lechosos y tatuajes imposibles. Sus coches son prolongaciones de su cuarto de estar, siempre tienen unas zapatillas, varios Sun y unas cuantas bolsas de snacks esparcidas en su interior. Abandonan pronto los estudios.

Es como si James Ivory y Ken Loach hubieran decidido ponerse cada uno a un lado de la red y se dedicaran a acentuar los rasgos de dos países que, no sé si irremediablamente, quedó partido en dos en los duros años de la Dama de Hierro.

O quizás siempre han estado partidos y solo las grandes guerras parecieron unirlos. Y simplemente todo esto es la prolongación del “Arriba y Abajo”. Los de abajo subieron a la superficie pero solo para dejarles vivir en colmenas de adosados todos iguales, emborracharse los sábados en el pub, comprar en el Tesco.

Luego, busco puntos de encuentro y los hallo. Las dos Inglaterras vibran con el comienzo de la Premier y ven con intranquilidad el abandono de las estrellas hacia la Liga española. Las dos se paralizan esta semana ante un partido inentendible e interminable ( dura cuatro días!!!) de críquet.

Las dos Inglaterras, la que lee el Daily “Tori”graph y la que mira el Sun, devora la información sobre una pareja de padres que mató a su hijo el “baby P”, ahora que lo de Madeleine y el Algarve se perdió en el túnel de la información.

Pero también las dos Inglaterras adoran la música pop y tienen una cultura musical muy superior a la nuestra. Quieren, a pesar de todo, a su monarquía y respetan por igual a personajes tan dispares como Elthon John, Sebastián Coe y Mister Bean.

Y celebran cada día de sol como si fuera el último aunque ya llevemos doce seguidos mientras por la tele vemos como llueve en España. Será que no sólo hemos importado sus estrellas de la Premier? Será que en el paquete venía también la lluvia?

A mi me encanta este país, me encanta su clima en verano y adoro un país que en mi adolescencia suponía la primera ventana a la modernidad que teníamos desde España. Y claro adoro un país que es capaz de crear a Nick Hornby, los Monthy Piton, los Clash y Aztec Camera. Ah! ... Y también a dos estupendos sobrinos.

Mañana nos vamos a Londres, probablemente mi ciudad preferida .... después de muchos viajes a Londres en todo tipo de formatos, mañana estrenamos uno nuevo: vamos con los niños.

Ya os contaré.

9 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Yo también soy anglofilo, aunque esta afición no siempre es entendida ni compartida.

Me gustan tus razonamientos, y describen muy bien esas dos Inglaterras, que no son como las dos españas, cainitas y rencorosas, sino dos inglaterras, diferentes, pero que conviven con la misma naturalidad, en la calle y en el metro, el mod junto al punky, el Mr. de bombín y corbata sentado con el siniestro en el mismo vagón, y dejandole el tabloide para que lo lea cuando se baja en su parada de la City...

Londres, es la perfección de toda esa convivencia... pero tan cansado... a ver que tal aguantan los niños.

ABrazo

lateral zurdo dijo...

De vuelta de Londres, otra vez en la placidez de la Inglaterra de toda la vida, jugando al tenis y agotados ... los padres. los ninos despu'es de cuarenta y ocho horas de caminatas como si na. Ah y Londres como siempre maravillosa, llena de vida y,claro, de turistas, muchos de ellos espanoles.

Mad Hatter dijo...

Inglaterra no es tan diferente a España, aquí también tenemos "clases" similares. Incluso están empezando a cultivar viñas y hacer vinos espumosos en el sur de las British Island, otro efecto del cambio climático.
"Living on an island"... que cantaban los Status Quo en aquellos tiempos en que en mi walkman sonaban Adam and the Ants, mientras me comía el fish and chips, después de haber tirado el sandwich de pepino del packet-lunch a la basura.
"That ain´t my cup od tea", my dear Left sidewalk.

lateral zurdo dijo...

el sandwich de pepino!!! yo creo que los patos ingleses de finales de los 70 esperaban el verano y sus estudiantes espanoles que tiraban a los estanques todos aquellos sandwichs de pepino ...
tiempos aquellos ...

Anónimo dijo...

Esta es una de las entradas que mas me ha gustado, aunque veo que agosto es un mes terrible para internet y la gente entre cañitas y noches largas no tiene tiempo de meterse a leer y comentar posts como este.

Pues si, Inglaterra es un país de topicos (casi tantos como España) pero tambien es un país que se acepta más como és. las dos inglaterras se enorgullecen de lo que son y yo creo que se complementan.
Pero gracias, a Dios, tambien existe esa clase intermedia, que viaja (no solo buscando sol y playa), que adora el teatro más clasico y mas moderno, que aun produce grandes escritores, la musica que ya habeis citado( como se os notan las aficiones,....), una inglaterra más cosmopolita que la clase media española,....

Pero, todo lo estropean con ese fetichismo hortera e inaguantable como sus recuerdos de Ladydi, ...........

lateral zurdo dijo...

Sobre lo de los comentarios en los blogs en verano, hoy aparece un fantástico chiste en lazyblog de nuestro querido futblo. la gente cuando tiene tiempo libre no lo pierde navegando por blogs para eso espera a la vuelta al trabajo ...

sobre esa clase media que adora el teatro clásico y moderno, haberlos haylos ... sin ir más lejos yo conozco a un par de parejas: ema thompson y su ex, y ,por supuesto, los Bennet.

MK dijo...

Sólo conozco el Londres de finales de otoño y el de invierno , pre y post navideño. Me gusta volver siempre y me gusta hacer más o menos los mismos recorridos.Suelen ser viajes de pocos días con lo cual no llego a conseguir escaparme de mi papel de turista.
Lo tengo asociado al frio, al oscurecerse pronto y a los escaparates iluminados.
A la que tengo un par de horas libres me escapo sola (ya nadie quiere acompañarme)hacia los mismos pasillos del Brithis.Me gusta reencontrarme con ese friso de la leona herida y con las cartas manuscritas de Jane austen o Lawrence de Arabia. O los meteoritos del Museo de Ciencias naturales.
A repasar a Turner en la Clore gallery y a reencontrarse en algún pub, aunque nunca me acostumbraré a las cervezas calientes.

Me gustaría mucho vivir unos años en Londres , pero...bueno quien sabe...

lateral zurdo dijo...

La verdad es que Londres da para volver todos los años.

mi mujer hace un par de años estuvimos tres dias, y decidimos, no hacer los recorridos de siempre. Paseamos por barrios durante horas ... empezando en nothing hill ( entre semana fuera de la agitación del portobello de fin de semana, seguimos por holland park y acabamos en un barrio de pakistanies)

sobre la cerveza siempre está la opción de "paint of lager" que es lo más parecido a nuestra cerveza y no está caliente ... además con el cambio de la libra es mucho más barata que antes.

ah! y luego la mitomania te hace ir a sitios tan diversos como putney bridge, wimbeldon, brixton ...)

si, ciertamente volvería a Londres cada año

por cierto, la visita con niños fue distinta pero maravillosa. pensabamos que se agotarían de andar, pero nos agotaron.

si estás pensando en vivir en londres te recomiendo el libro de Enric González ( ex corresponsal del Pais ). Se llama "historias de londres". Si no estáís pensando vivir en Londres también os lo recomiendo.

WODEHOUSE dijo...

Dios! Acabo de leer este post. Los dos sentimos lo mismo por Inglaterra, Nick Hornby es Inglaterra, Los clash son Inglaterra, mi primer lote de discos me lo compré en Inglaterra con 15 años: Elvis costello, el get happy y This years models,All Mod cons Paralel Lines (era furor en esos tiempos), Gary newman, Adam Ant, singles y eps por un tubo, de Squezze, de mrtha and the muffins, de Bow wow, wow, así de memoria. Pesaba la maleta...
Al año siguiente repetí la jugada.Me lo gasté todo al dinero que me dieron en casa para imprevistos en discos y medias de colores, zapatos de charol, minivestidos, camisetas...todo ideal. Te juro que me cambió la vida. Y mis gustos y todo!!!
Para mí solo existe inglaterra, Monty Pyton, Nick hornby, wodehouse, Evelyn Waugh, Siouxie...no terminaría jamás. Doy gracias a mis padres por haberme mandado a estudiar allí. Yo haré lo mismo con mis niños aunque el ambiente aquél...las rebajas de HMV shop de Julio eran mi paraiso, 1,99 me costó el get Happy! y lleva más canciones que la edición española, lleva muchas del siguiente. Perdona el rollo. Ah! y tomo té a todas horas, el PG Typs que tomaba en la casa de allí, que ya lo encuentro en el carrefour en cajas de 80 unidades triangulares las bolsitas. perdon el tostonazo.