martes, 30 de septiembre de 2008

la leche

nunca hemos sido muy amigos. De pequeño mis padres me insistían, sino me quedaría bajito. Fui trampeando, teniendo relaciones con ella esporádicas y rápidas y al final crecí, más que ellos, luego no era la panacea.

luego la olvidé, solo acudía a ella para suavizar el café. Y muchos años después volví a ella, no para beberla sino para comprarla. Y repetí el ciclo, "bebed leche que sino no vaís a crecer ...".

En el 79, pasé mi primer verano en Inglaterra. De las cosas que más me sorprendieron de la por aquel entonces muy distinta Inglaterra, era aquel señor en bici que por las mañanas dejaba en la puerta del jardín un par de botellas de leche. De cristal. Y sin marca!!!

30 años después el poder de las marcas blancas y la distribución y la muy nombrada crisis parece abocar al hundimiento a las marcas de leche. Esto en las escuelas de negocios lo llaman "comoditización" de ciertos productos. Son categorías de producto donde no hay casi marcas ni apenas diferencias: sal,azucar, agua, luz, ... leche.

Durante unos años el sector lácteo intentó combatir esto con la aparición de diversos milagros : omega3, con calcio enriquecido y similares. Vano intento.

En este incio de curso, pelín gris, la publicidad nos marca diversas estrategias que nos llegan desde los grandes del sector:

- Algunos apuestan por el pacacking. Los de Lauki por fin se fijan en ese segmento creciente del mercado denominado "single" que hace tiempo reclama envases adaptados a su realidad y anuncian sus envases de medio litro. Bienvenidos. Ya era hora.

- Otros apuestan por el sabor. Central Lechera Asturiana centra sus anuncios en convecer al consumidor que aunque parezca que si no todas las leches saben igual ("cuando bebes un café con leche que no te gusta,no has pensado que lo que sabe raro no es el café?" o "Seguro que tu conoces a alguien que es incapaz de beber leche si no echa azucar" son algunos de los mensajes que quieren que te dés cuenta que la clave es el sabor de la leche)

_ Y otros siguen anclados en el dinero. Leche Pascual si durante tiempo basaron su comunicación en que eran los más caros (ergo los mejores) ahora les cuesta cambiar el ritmo y siguen hablando del bolsillo y ya que parece díficil en tiempos de crisis alardear de ser los más caros, sortean entre los consumidores que envien 10 códigos de barras, el pago de una hipoteca durante un año que tal como está el euribor no es ninguna tontería. Cómo no están muy seguros de la estrategia, también hablan del calcio y que los huesos "te acompañarán toda la vida". Precio y producto a la vez, dos ejes de comunicación en el mismo mensaje ... un lío.

Cúal triunfará? ... triunfará alguna o las marcas de leche irán paulatinamente desapareciendo? o es que acaso tu distingues la leche eroski de central asturiana? o lauki de carrefour?

Buenas tardes. me voy a comprar una flauta para Jorge. 30 años después los niños aprenden música con el instrumento perroflauta por antonomasia. País!!

6 comentarios:

Mad Hatter dijo...

La leche fresca (esa que dejaban en botellas de cristal a las puertas de los hogares ingleses y que los astutos herrerillos comunes habían aprendido a levantar la tapa de papel de alumino para picotear la nata que se acumula bajo ella) no tiene nada que ver con la leche pasteurizada que se vende en briks sin refrigerar (de la marca que sea).
Y si pruebas los calostros frescos es que ya te caes de culo por el lateral zurdo.
¡Feliz regreso! Se te echaba de menos ¡Eres la leche tío!

El futuro bloguero dijo...

Yo no distingo. Yo a la leche le añado café para quitarle el sabor...

Pero me ha llamado la atención el anuncio de la leche pequeñita para los que no son de mucha leche...

Y lo de Jorge... pues eso, pobre de tí, aún recuerdo los pitidos que dabamos a aquellas "honner" hasta aprender a coordinar un poco.

Al leer lo de las clases de música me vino a la cabeza también la imagen del "Franklin" aquel profesor de música con peluquín y que daba tanto miedo...

atikus dijo...

Yo he sido muy lechero siempre, todo lo blanco me atrae ya sabes, desde el calcio 20 a la leche condensada "La lechera" en tubo que chupapa como un adicto hasta no dejar ni el oxigeno, en las excursiones del cole.

Hoy en día sigo, pero con esto de la edad tomo semidesnatada, aunque la leche condensada la sigo consumiendo, la adicción es muy fuerte!!

Lo de los bricks no lo entiendo, la forma piramidal cuadrada es incomodisima, para almacenar y reciclar.


De las flautas, si quieres te dejo la mia...quiero decir mi horner, de madera, la conservo perfectamente.

Me voy a ver el partido de la jornada Barsa-Atleti, con un café con mucha leche, cuanto mas blanco mejor (un 0-0, sería lo mas interesante)

pilar baobab dijo...

Ja, ja, mucha mala leche veo por aqui hoy (lo siento, lo pusisteis a huevo)...El caso es que yo tambien he vuelto y ya que sigo sin poder forzar la voz me dedicare a los blogs ahora que mi maridito me ha prestado su portatil (el mio ha cascado tras un anio en el tercer mundo, de ahi la ausencia estas semanas). Lo dicho, un placer leeros de nuevo en este foro hoy tan lacteo...

PD Como veis sigo sin acentos y sin enies.

eva al desnudo dijo...

Tampoco hemos sido buenas amigas, en el cortado y con cola cao en epoca de resfriados.
Todavía me acuerdo de cuando mi madre me enviaba con la lecherita a buscar la leche en casa de aquel vecino que tenía vacas, no sopotaba la capa de "nata" que quedaba por encima,puaggg!
Pero sin duda era mucho mejor y mas natural que la de ahora, aunque digo yo que después de la etapa de crecimiento tampoco es muy necesaria, salvo para hacer pasteles, claro.

¡Aúpa Nástic!

Mad Hatter dijo...

Efectivamente, una vez pasada la época de crecimiento, para los adultos lo más sano es la leche de soja.
En el pueblo de mi padre en Toledo, recuerdo que mi abuela también nos mandaba con la lechera metálica y cilíndrica a buscar la leche para el desayuno del día siguiente.
Y qué me decís del arroz con leche casero ¡Ummmmm!