lunes, 17 de noviembre de 2008

padres sábado por la mañana

Los sábados por las mañanas los paso viendo futbol. Futbol de niños de 8-9 años. Y claro compartiendo un par de horitas semanales con una docena de padres que muchas veces no tenemos en común nada más que nuestros hijos. Esto genera relaciones curiosas, unas superficiales, otras interesantes, otras prescindibles.

En broma alguno dice que lleva a sus hijos a los partidos de futbol "con la esperanza de que alguno me paguen la hipoteca dentro de 10 años ..." pero todos sabemos que nuestros hijos van a divertirse, y los padres queremos, eso pensaba, que descubran valores como el compañerismo,la superación, la disciplina, el trabajo en equipo, la solidaridad ...

Lo malo fue descubrir el pásado sábado que algún padre piensa de verdad en lo de las hipotecas y cree que deporte y educación van por camino distintos.

Por situarnos : liga municipal, junta de Chamberí. niños de cuarto de primaria. líderes de la clasificación. segundo año del equipo. Este año el panorama es distinto. Basicamente por dos o tres detalles :
- cambio de entrenador, hemos pasado de dos chicas de 20 años, simpáticas y cariñosas que eran como unas hermanas mayores de los niños a un tipo de 40 años heredero directo de la escuela camacho-aragonés con bigote incluido. pero es un buen tipo y seguro que les vendrá bien a los niños.

- este año, se han juntado una serie de chavales todos ellos muy futboleros y además muchos. Y esto, claro, lo sabe cualquier entrenador de primera es complicado. hay que getionar egos y frustraciones. Son 13 chicos en el equipo de un nivel muy parejo y solo juegan cinco (portero incluido). El entenador, de momento opta en la medida de lo posible por repartir los minutos ... pero ...

El sábado pasado hubo un padre al cual le pareció ver una gran injusticia. Su niño, ese niño que tantas alegrías le ha dado jugando en la playa y en el jardín del chalét del cuñao, ese niño había tenido pocas oportunidades !!!

Y él que probablemente no se manifestó para protestar por la guerra de Irak, la pobreza en el mundo, los atentados terroristas o cualquier otra causa justa decidió que habia llegado el momento de poner coto a tantos desmanes e injusticias ...

Pensó que si Obama iba a cambiar el mundo, él iba a poner su granito en la lucha contra la injusticia.

El partido había sido muy facil. El equipo de mi hijo había ganado de paliza. El entrenador, que maneja todos los códigos casi profesionales, les había mandado saludar a todos los rivales y aplaudir al público ( solo faltó cambiarse las camisetas pero luego sería un lío poner de acuerdo a las lavadoras de barrios distintos)

En ese momento el padre, supuesto educador de su hijo, se dirigió hacia el entrenador y en presencia de mi hijo y de otros cuatro o cinco chavales se encaró con el entrenador de su hijo, inquiriéndole a gritos por qué había jugado "su hijo menos minutos que otros que son mucho peores". De las palabras pasó a los empujones y de allí al manotazo en el rostro.

Luego salió acaloradamente y visiblemente congestionado del colegio, su hijo iba detrás llorando ( no sabemos si por jugar pocos minutos o por el espectáculo que habia dado su padre)

Al día siguiente seguro que viendo en el telediario el asesinato en Madrid de un chaval por una paliza de tres porteros de discoteca dijo ciertos exabruptos sobre este pais, la violencia, la inseguridad y demás lugares comunes.

Solo me queda una duda, qué pasará el sábado que viene? volveremos a ver a semejante energúmeno? su pobre hijo abandonará el equipo?

Por suerte, me sorprendieron los comentarios tan maduros de mi maravilloso hijo con motivo del incidente.

El resto del fin de semana fue maravilloso. Buenas tardes.

5 comentarios:

WODEHOUSE dijo...

Este tema del fútbol entre chavales es bastante sangrante.
Sé de qué hablas, no en vano mi hijo ha estado montones de años en la liga que se juega en Hortaleza (por cierto , entrenan en el polideportivo Luis Aragonés). Cuando empezó a suspender le quitamos del tema, también bastante quemados por todo el comportamiento de padres Y MADRES que son de aúpa!.Tan solo un caso.
Fede es un niño gordo, obeso, suspendedor, apático, grasiento. Ese niño era un sol de pequeño, pero su padre se lo cargó. A base de ponerle en evidencia en los partidos dirigiéndole desde la grada, gritándole cada vez que le quitaban la pelota, siempre salía el chaval llorando y el padre soltando tacos y collejas al niño.
Hasta que un día, se calentó tanto el chaval que se quitó las botas las tiró bien lejos y le dijo a su padre que jugara él que ya estaba más que cansado.
Y lo cumplió. Dejó el fútbol y también su alegría y ahora se llena de bolsas de chuches, pasa de todo y sólo juega a la Play.
Es una tristeza ver algunos padres así y no poder darles dos hos...bien dadas. qué impotencia.
Un saludo!

lateral zurdo dijo...

Por suerte ,en general, los hijos son mejores que los padres

lateral zurdo dijo...

Por suerte ,en general, los hijos son mejores que los padres

Pilar Baobab dijo...

Vaya, lo que me espera. Y yo, que sufro porque al mio le ha dado por el surf y hay piedras en la playa! El caso es que habiamos pensado apuntarle a la escuela de futbol brasilenia de Dakar, dirigida por un amigo nuestro y excelente persona. Espero no tener que recordar este post a partir de enero. Mas que nada porque creo que su padre y yo estaremos a la altura pero la verdad es que Diego (ese ninio que todo el mundo, incluso tu, LZ, dice que es encantador) esta hecho un macarra. Ayer se lio a patadas con la directora de su colegio que tiene....60 anios. Y me costo (dos dias!) que entrara en su despacho y se disculpara. En fin. No conoceis un curso de sedacion profunda para crios? Besos...

Mad Hatter dijo...

La verdad es que con esto de las competiciones deportivas infantiles, algunos padres y madres pierden los papeles con mucha facilidad. Me pregunto ¿Cómo se puede participar en un deporte y mostrar un comportamiento tan sumamente antideportivo? Y encima con chavales.
Pues a mi los sábados por la mañana (mañana mismo), me toca llevar a mi hija a practicar baloncesto femenino. Bueno, habría que decir mixto, porque ahora se permite jugar a niños y niñas entre ellos e incluso mezclados en los equipos. Hay que ver qué chollo tienen los chavales de ahora.